El engagement, ese gran aliado

engagement

En una entrevista leída recientemente en La Vanguardia, Marcos Domínguez y Marta Baquès, procedentes de un departamento de ventas de la sede de Facebook en Dublín, afirmaban que en lo que respecta a las campañas de marketing en las redes sociales: “lo más importante no es el número de fans sino el engagement.”

¿Y cómo lograr interacción? Ellos proponen que se publiquen contenidos interesantes, provocando conversación, posteando a las horas en las que los usuarios están más activos, no espameando con excesivas publicaciones y teniendo en cuenta las horas en las que los fans están más activos y usando las estadísticas disponibles en toda página.

Las redes sociales han cambiado la forma en la que personas, empresas, organizaciones y otros actores se comunican entre sí y el único secreto para que una organización triunfe en ellas es hablar en el idioma del público al que va dirigido. ¿Y cómo se consigue esto? Siendo social.

Algunos de los más acérrimos seguidores de esta métrica afirman que El engagement, se nos dice por parte de sus más acérrimos defensores de forma desafiante, es el nuevo ROI o retorno de la inversión de las redes sociales y una estrategia que no lo genere de forma significativa es defectuosa y no está cumpliendo con sus propósitos.

Nuestro punto de vista no es tan drástico. El engagement es importante, muy importante, pero no hay que perder de vista el resto de variables ya que todo es un conjunto global y cada sector tiene un tipo de público que responde de una manera diferente.